La añoranza es el refugio de los cobardes

La añoranza es el refugio de los cobardes

Publicado en Reflexiones BREVES | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Nunca hay que olvidar el pasado aunque siempre debemos obligarnos a mirar el futuro

Nunca hay que olvidar el pasado aunque siempre debemos obligarnos a mirar el futuro20

Publicado en Reflexiones BREVES | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

La madurez plena es reirte de ti mismo sin complejos

la madurez plena es reirte de ti mismo sin complejos

Publicado en Reflexiones BREVES | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Con lo grande es el mundo, siempre nos perdemos en situaciones pequenas

Publicado en Reflexiones BREVES | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Reconstruir puentes siempre es mas ilusionante que construir puentes. En uno mejoras pasado en el otro nunca sabes donde vas.

Publicado en Reflexiones BREVES | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Francisco Franco. Mirando a Europa

Han pasado casi 70 años para que muchos se den cuenta, yo incluido, de algunos tabúes de la segunda guerra mundial, sobre todo de la postguerra. Los alemanes, y por ende los japoneses, fueron muy malos en la guerra. Pero los aliados, incluidos los americanos y los soviéticos, no se quedaron muy atrás en sus actos: fusilamientos de militares y civiles, violaciones masivas de mujeres y otras acciones monstruosas. Acciones siempre justificadas, que no justificables, durante un período de guerra.

Pero no todo fue en guerra. Hubo más. Se dieron situaciones cercanas al espectro psicológico y social de masas más allá de una guerra. Como se ha reconocido en los últimos años, hasta la población cristiana de Polonia martirizó a muchos judíos tras la guerra –por ejemplo, la matanza de Kielce–, o como empezó a reconocerse hace años una mayoría de franceses no fueron precisamente resistentes anti-ocupación. La historia no es siempre como ha sido explicada.

Uno que nació en los últimos años del franquismo, en 1969, comprueba que aquí, en España, pero sobre todo en Cataluña, TODOS –en mayúscula– han sido unos adalides anti-franquistas durante treinta años.

Sorprende la verdad cómo, con tanto LUCHADOR, nadie se ha atrevido a comprobar por qué el dictador murió en un hospital. Porque recordemos que Francisco Franco murió treinta años más tarde que Adolf Hitler en una puñetera cama. Eso sí, cualquier político que se precie fue un gran “luchador” contra aquel sistema. En Alemania nunca hubo nazis, en España y Cataluña, según parece, nunca hubo franquistas.

Pues quizás si en Europa han tardado 70 años en reconocer su historia, deberíamos mirar de hacerlo aquí en sólo 40 años. Al menos, demostrar que algo hemos aprendido. Porque aquí no todos eran democráticos, ni todos estaban en el lado antifranquista, sino más bien lo contrario. Una mayoría de población era franquista. Vivía y comulgaba con sus actos a diario. Miras cualquier No-do de la época y Franco llenaba las plazas. Venía a Barcelona y no veías una bandera catalana. No veías calles vacías, sino más bien todo lo contrario, aunque algunos se llenen la boca con sus andanzas.

Socialmente había colectivos que se beneficiaban del sistema. Nadie podría entender que alguien de un pueblo perseguido como los judíos en la Segunda Guerra Mundial pudiera estudiar una carrera universitaria como la mayoría de líderes del país.

Pero no hablamos solo de los ya jubilados forzosos como Felipe González, Jordi Pujol o Pasqual Maragall, sino de líderes todavía en danza como Mariano Rajoy, Artur Mas o incluso Oriol Junqueras, estudiante brillante del Liceo italiano en época post-dictadura.

¿Algún resistente antinazi perseguido a muerte estudiaría tranquilamente en Berlín? O es que quizás aquí más que perseguidos lo que había eran vividores adaptados a cualquier personaje, incluso siendo fascistas.

Porque a mí me gustaría saber qué hacían esas familias de líderes llamados democráticos y anti-franquistas en los años 60 para enviar a sus hijos a las universidades o a hacer másters en el extranjero.

Quizás yo debo ser un ignorante, pero siempre había entendido que un luchador se comprometía. Y aquel que participa en un sistema corrupto, era simplemente un colaboracionista, bien por acción o bien por omisión.

Obviamente, no sólo hablamos de políticos. Personajes como Juan Luis Cebrián, un bien conocido camisa azul, su predecesor Polanco, millonario gracias a su colaboración con el régimen, u otros más cercanos como los Godó de La Vanguardia, familia plenamente colaboracionista con el régimen. Vamos, todo menos demócratas.

Seamos sinceros, aquí demócratas siempre hubo pocos, pero interesados muchos. Y quizás sería el momento de conocer la historia real del país. Pero no la historia de una guerra como muchos recuerdan cada cierto tiempo, sino la historia de una postguerra o también de una postdictadura como ahora hacen en Europa. Revisar, que nadie se equivoque, no quiere decir juzgar, sino simplemente informar de las atrocidades sociales y las prebendas de muchos que aprovecharon un sistema para su beneficio.

Al final, y alguno se sorprenderá, el franquismo y Francisco Franco a muchos de nuestra generación nos da igual. Pero es que nos la soplatanto como Primo de Rivera, el Cid Campeador o la invasión romana de la Península. Son parte de la historia y, como tal, ha pasado y está enterrada. Y aunque fastidie a muchos, eso fue porque precisamente los que muchos quisieron que pasara.

Y está muy bien explicar, ahora, que todos eran antifranquistas. La triste realidad es que, políticamente, el período entre 1939 y 1975 fue ante todo una época de muchos silencios cobardes o, simplemente, conformes, pero pocos antirégimen. Si la historia de la resistencia francesa a los nazis fue pobre, la historia de los enemigos de Franco aquí fue casi nula.

La historia del franquismo ha sido tan prostituida estos 40 años que es difícil creer que algo se moviera contra el régimen como algunos se auto flagelan directamente en el cerebro. Por ejemplo, a mí me sorprende leer las fiestas de los Rahola en pleno período de la postguerra en el diario La Vanguardia. Lo más parecido al desparpajo de la Francia de Vichy en la ocupación.

Y al igual que pasa con las guerras, y como estamos descubriendo ahora en Europa, las postguerras siempre han sido y son crueles, excepto para los colaboracionistas. Deberíamos mirar fuera para ver que aquí ni fuimos unos héroes, ni tuvimos héroes. Nadie hizo más que esperar a que un viejo dictador fascista muriera en la cama.

Quizás eso debe hacernos ver que como pueblo somos un poco cobardes para afrontar nuevos retos. Somos un pueblo, y aquí para despejar dudas me refiero a cualquier pueblo de España –desde catalanes, a vascos, a gallegos o madrileños– cobardes por naturaleza y bocazas por tradición. Pero, ante todo, incultos en democracia. Nos da igual que gobierne un dictador, un corrupto, o un sinvergüenza. Al final, los coreamos igual en la plaza del pueblo por intereses. Eso sí, luego cuando caen, todos los sabíamos y todos luchamos contra él.

Esta es una historia que, tristemente, se repite. Aquí Francisco Franco murió en la cama, pero todos eran antifranquistas. Aquí Jordi Pujol morirá en la cama, pero todos sabían que era corrupto. Aquí Felipe González se forró gracias a su antiguo cargo, pero todos lo dirán cuando muera… en la cama. Porque esa es una tradición muy patriota. Todos sabemos de todo. Todos luchamos contra todo, pero al final todos acabamos en la cama. O bien para follar, bien para decir que hemos follado o simplemente para que nos follen.

Publicado en EconomiaDigital.es, Politica Catalunya, Politica España, Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Luis Enrique, triplete y fuga

Hace semanas comenté que Luis Enrique tiene decidida su salida del Barça desde enero. También lo tenía (en pasado) claro la Junta Directiva. Lo tenía porque los últimos resultados complican su decisión previa. Nadie en la Junta puede imaginar ahora un Barça ganador del triplete(Liga, Copa y Champions, por este orden) y una rueda de prensa posterior donde el asturiano “largue, y mucho”, y acto seguido dimita. En vez de tocata y fuga, podemos asistir a un triplete y fuga, claramente menos musical.

Aquí no será tampoco tan cómico como aquella película de Novia a la fuga (1999). Aunque quizás será hasta más divertido porque aquí el último novio de Julia Roberts, el presidente, Josep Maria Bartomeu, se quedaría con la misma cara de pardillo delante de su altar: las elecciones. Ya me dirán qué perspectiva electoral puede tener un presidente candidato que gana un triplete y pierde a su entrenador tras una rueda de prensa explosiva.

Aunque ahora el concepto está mutando. Ya no es tanto la salida de Luis Enrique, sino las formas. Un asunto bien diferente. Y miren que he criticado al asturiano y sus modos. Un tipo siempre en continua provocación. Pero hay que reconocerle sinceramente que tiene algo que ni el ahora perdedor Pep Guardiola tuvo. Algo simple como ser capaz de decir las cosas sin tapujos delante de la prensa. El de Santpedor se fue por la puerta de atrás; Luis Enrique lo hará por la puerta del medio.

Y la verdad no sólo se hará un favor a sí mismo, sino sobre todo hará un gran favor al club. Al menos tendremos, por primera vez, a alguien que se atreva a hablar de las vergüenzas de la entidad desde dentro. Y no un cualquiera, sino un (posible) triple ganador en su primera y única temporada. Mientras eso llega algunos intentan disuadir marcha, pero si el asturiano es recto no debería cambiar su decisión. La clave es el triplete. Sin él, su tocata y fuga no sonará igual.

Publicado en Diario Gol, FC Barcelona, Luis Enrique | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

La mayoria de veces las cosas mas complejas tienen la solucion mas sencilla.

La mayoria de veces las cosas mas complejas tienen la solucion mas sencilla.

Publicado en Reflexiones BREVES | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Y nos preocupamos por cosas que las miras friamente y no deberiamos invertir un segundo. Pero nos encanta regorcitar en los problemas.

Y nos preocupamos por cosas que las miras friamente y no deberiamos invertir un segundo. Pero nos encanta regorcitar en los problemas.

Publicado en Reflexiones BREVES | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Comisiones de reclamación bancarias, ¿son legales?

stos días, los partidos políticos presentan sus nuevos programas electorales. Como he escrito en alguna ocasión no sólo están totalmente alejados de la calle, sino incluso tienen un desconocimiento brutal de la realidad del país.

Viven en su otro mundo, en un mundo de facilidades y servilismo. Por ejemplo, cualquier ciudadano medio, menos ellos, sabe qué es una comisión de reclamación bancaria. ¡Lástima que ni Rajoy, ni Sánchez, ni Garzón, ni Iglesias, ni Rivera, o incluso Díez lo conozcan!

Las comisiones de reclamación bancarias, entre 20 y 40 euros según la entidad, inundan cada primero de mes muchas cuentas de particulares y empresas españolas. Sólo hay que recordar un número del grupo Caixabank. En el ejercicio 2014 tuvo unos beneficios de 620 millones de euros, con unos ingresos por comisiones de 1.825 millones, de los cuales casi 900 eran de “actividades corrientes”, es decir, esas comisiones que lindan entre la legalidad y el abuso.

Para los menos doctos, sin ese tipo de comisiones, consentidas por el Banco de España, hasta CaixaBank podría estar en quiebra. Pero, ¿qué dice la normativa del Banco de España? ¿Por qué ante una queja en las propias entidades con más o menos agilidad son retiradas? ¿Es lícito perder unas horas cada principio de mes en eternas discusiones con el director de turno? Por cierto, atado de manos en muchas ocasiones y tirado a los leones. O, ¿debería imperar un mínimo de ética en el sector bancario español? Ética en un banco no debería ser un eufemismo aunque lo crean.

Pensemos en este último comienzo de mes. El 1 de mayo fue un viernes festivo, el sábado 2 de mayo fue asímismo festivo, y el domingo 3 de mayo fue literalmente domingo. Muchos ciudadanos vieron que el lunes 4 de mayo al hacer efectivos sus pagos recibieron una sorpresa en forma de 25, 35 o hasta 40 euros de comisión de reclamación.

Aunque estas comisiones no están tan reguladas, como otras, la web del Banco de España es bien clara: “La comisión de reclamación suele ser una cantidad fija, que se justifica por las gestiones de manera efectiva y personalizada que realice la entidad para reclamar al cliente un saldo negativo”.

Si una cuenta es negativa después de un cargo realizado, por ejemplo, el sábado festivo 2 de mayo, ¿qué gestiones personalizadas ha realizado el banco? A veces hay cosas tan obvias que da vergüenza explicarlas. Deben opinar lo mismo algunos jueces que, por ejemplo, ya en el 2012 (Mercantil 1 de Bilbao) consideraban esas cláusulas abusivas y obligaban a la entidad a devolver, en aquel caso 58 euros, y a pagar las costas íntegras del juicio por expresa temeridad.

Pero no ha sido la única. Hace poco, una nueva sentencia consideraba que la comisión de reclamación “no responde a ningún servicio prestado, es abusiva y en realidad encubre unos intereses que rozan la usura“. ¡Blanco y en botella!

Pero mientras el Banco de España mira a otro lado, los políticos no tienen ni idea de qué pasa en la calle, y los bancos siguen abusando. Confían en que muchos ciudadanos se cansen de llamar cada día 1 a su director para pedirle firmemente la devolución de una comisión que además se cobra dos veces. Una en una cantidad fija y la segunda sobre el retraso –creo esta última de forma lícita–.

Esto debería hacernos pensar que legislar para crear los programas de los partidos políticos debe implicar conocer un poco la realidad del país.Criticamos contínuamente a los políticos, y todos sus asesores, como unos incultos sociales. Olvidan que legislar en un país es hacer normas no sólo mejores para las personas y las empresas, sino sobre todo para que sean justas. Algunos jueces, por suerte, recuerdan que los abusos no deben ser permitidos. Pero, claro, un juez sólo puede juzgar aquello que le llega, mientras los bancos siguen abusando impunemente de sus clientes.

Sería un símbolo de normalidad que el Banco de España no mirara a otro lado, e hiciera cumplir su normativa de una forma tajante. Pero se hace difícil pensar que una entidad tan proclive a la usura sea capaz de discernir qué es positivo para un ciudadano. Tenemos, en este caso, un ejemplo de libro de lo que nunca se debe hacer en una empresa privada, sea un banco o no, algo tan claro, si hubiera competencia sana y real, como abusar de los clientes. Los bancos deben ganar dinero con su actividad y si su actividad no lo permite, simplemente cerrar.

Muchos bancos, y hemos puesto el ejemplo de Caixabank, no hubieran sobrevivido sin el escandaloso aumento de las comisiones, como indicaba otra sentencia judicial, del 125% sólo entre el 2003 y el 2008. Este número sólo puede ser explicado desde el silencio cómplice del regulador, el Banco de España. Se da la paradoja, además, de que muchos bancos han sobrevivido gracias a los créditos de todos, más de 50.000 millones, y que no sólo no lo han devuelto, sino que otorgan un doble cobro a los ciudadanos a través de esas comisiones usureras y escandalosas.

A veces se puede pedir el cielo, pero muchos ciudadanos simplemente queremos cosas terrenales. Cuando uno, dos, o decenas de jueces, consideran que las comisiones de reclamación son un abuso unilateral de los bancos esperamos que nuestro regulador actúe de forma instantánea. Y obligue, si obligar no es malo, a los bancos a desnudarse y a devolver todo ese dinero. Pero, claro, para eso deberíamos ser un país serio y no un país lleno de cantamañanas políticos, cuyo único fin es lucrarse a costa de todos.

Publicado en Crisis Económica, EconomiaDigital.es, Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario