Números, cifras y otras mentiras en mi escalera

Quizás algunos recuerden una película histriónica de finales de los 80, llamada Sexo, Mentiras y Cintas de Video de Steven Soderbergh. Aquí, en Cataluña, disponemos de una versión propia con menos sexo y esperemos menos cintas de video, pero con un cúmulo de mentiras al mismo nivel. Ambos, con un humor rallando la locura, más propio de enfermedades que de realidades.

Como esta columna no está en la sección de cine, vamos a los datos. ¿Saben cuánta gente votó en las últimas elecciones de la ANC? Ya saben, esa organización donde la matrona Carme Forcadell ejerce de dios comunicante con el iluminado Artur Mas. Pues ¡ojo al dato! Según sus propios datos, 6.501 personas. Es decir, menos que TODOS los votantes en las últimas elecciones de localidades como Badia del Vallès, Castellbisbal, Argentona, Tarrega o Ripoll. O, lo que es lo mismo, se trata de la mitad de los votantes de Olesa de Montserrat o apenas un 15% de los votantes de Sant Cugat del Vallès.

Pero, ¿saben cuántas personas votaron en las elecciones de Ommium Cultural? Pues, según sus datos, 3.424 socios. Y, como dato, en las últimas elecciones de FC Barcelona hubo casi 58.000 votos. Es decir, sumando los votantes de la ANC y Ommium unos 9.900 votantes, fueron un 17% del número total de votantes del Barça.

Pero aún hay más. La suma es un 0,2% del total votantes de las últimas elecciones catalanas y apenas un 0,1% del número de habitantes en Cataluña. Para los que no lo hayan leído bien, un 0,2% de catalanes, menos de los votantes de Badia del Valles o Argentona, marcan la línea del Govern de Artur Mas. Sumen, además, que unos cientos repiten “votación” en ambas organizaciones y unos cientos son de fuera de Cataluña.

¿Y si sumamos los que salen a la calle? Tal y como ya comentamos en estas columnas meses atrás, se mueven sobre 600.000 y 800.000 personas. Y eso siendo optimistas. Consideremos que aquí entran niños y cualquier habitantee por lo que el cociente debería ser sobre el número total de habitantes, es decir, sobre más de 7.5 millones de personas.

Entonces, la cifra se mueve sobre un 9-10% del total. Creyendo, ya saben, que la fe siempre es gratuita, en los datos de esas organizaciones, pues un 18% o 20%. ¿dónde están las mayorías solicitadas por Artur Mas en su convocatoria de 2012?

Ahora imaginemos una escalera de 20 vecinos, cuatro por planta y cinco alturas. ¿Qué diríamos si dos vecinos (ese 10%) estuviera todo el día en la escalera gritando, pidiendo libertad y molestando a los vecinos?. ¿Qué diríamos si uno de los vecinos (un 5%, es decir, realmente uno de cada 20 edificios sería así) fuera afiliado a una asociación radical que justificara no pagar la escalera, no pagar a la mujer de la limpieza y exigiera que la comunidad pagara sus actos en el rellano?. En definitiva, sólo le importará su opinión.

Los números son números, las cifras son cifras, y las mentiras son mentiras. Pero, al final,las escaleras son un buen lugar para transportar una realidad general a una realidad cercana. Y, la verdad, me gustaría ver con esas cifras cuántos tendríamos una opinión positiva de vecinos así. Porque al final, todos vivimos en una escalera ya sea más grande o más pequeña, con más conocidos o menos conocidos. Pero, al fin y al cabo, se trata de una escalera donde todos tenemos unas obligaciones y unos derechos. Y un sólo vecino no puede, por mucho contacto que tenga con el administrador, querer gobernar a su manera.

Share Button
Esta entrada fue publicada en EconomiaDigital.es, Politica Catalunya y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.